Medicina con sex-appeal

21 04 2007

house1.jpg

Cuatro decidió apostar por las series de Estados Unidos que actualmente son las más vistas por el público español.

Entre ellas se ha observado bastante variedad: Heroes y Perdidos llamando la atención por su ficción, Prison Break de gran acción e intriga…etc. Pero Anatomía de Grey y House, son dos series que desde luego han dejado huella entre los telespectadores.

Estas producciones tienen un elemento clave en común, los hospitales. Anatomía de Grey ha sido calificada como una mezcla entre Urgencias y Sexo en Nueva York, puesto que en ella los casos amorosos y los médicos están perfectamente compaginados. House sin embargo destaca favorablemente por su original aproximación a los casos y la peculiar interpretación del actor Hugh Laurie, totalmente distinto de los protagonistas de otras series de este tipo.

Tanto es así, que nos preguntamos si realmente la audiencia tiene una curiosa inclinación por la medicina. ¿Cuál es el éxito de las series de médicos?¿Tiene la medicina televisiva sex-appeal?

Es el debate que exponemos esta semana tras haber seguido la pelea entre House y Anatomía de Grey en Cuatro, ya que al ver los records batidos en cadenas distintas en Estados Unidos, ha llevado a cabo una iniciativa curiosa para comprobar hasta que punto han llegado a ponerse de moda. La audiencia participa y se aumenta aun más el interés por las mismas.

Tal vez el público se sienta atraido por una medicina sin miedo ni complejos, puesto que el doctor House cuenta con la ventaja de romper con lo tradicional siendo antipático y exigente, y trata con indiferencia y firmeza las enfermedades más raras e infecciosas. No se inmuta cuando encuentra casos de lo más peculiares, y muestra gran seguridad en sus diagnósticos (que siempre son ciertos). Esto debe haber conseguido que los telespectadores sientan un morbo continuado por descifrar estos problemas, y me atrevo a decir que una mínima esperanza en la medicina que probablemente no se reconozca, ya que no olvidemos que hablamos de una serie de televisión, que no es real.

Por otra parte, los médicos televisivos de Anatomía de Grey dan consejos a sus pacientes sobre su salud y son incapaces de cuidar por si mismos de su bienestar. Los disgustos amorosos les llevan a beber hasta olvidar, pelearse, llorar, sentir. Al contrario que en House, que se hacen cosas increibles, en esta serie predominan los argumentos de toda la vida. Las interpretaciones se acercan mucho más a las que pueden llevar a cabo los residentes de un hospital. El telespectador puede llegar a sentirse identificado con tales comportamientos, a la vez que agusto por ver el otro lado de una profesión que no parece desprender un ápice de acercamiento.

001is8uz9hq6.jpg

En resumen, cada una de estas series aun teniendo ese gran elemento común que es la medicina, son tan diferentes que son capaces de competir y ambas conseguir un triunfo absoluto. En las últimas audiencias se muestran 2.083.000 espectadores en Anatomía de Grey y 2.970.000 en House, mínimas diferencias. La audiencia se decanta claramente por los casos médicos desde hace mucho tiempo, pero con estas dos grandes adquisiciones y su lucha por imponerse en las audiencias, están logrando una participación por parte de los telespectadores, que dificilmente se puede superar.

 

 





Distribución en dvd

1 03 2007
En su momento la distribución en dvd de películas cambió la forma de ver la industria cinematográfica, y en la televisión ha sido igual, el paso por la pequeña pantalla parece un anuncio semanal de la venta que se hará próximamente en dvd de las temporadas de las distintas series. En este año pasado, las ventas de películas en dvd ha descendido, contrastando totalmente con las cajas de temporadas completas de series de televisión, que se han convertido en las más vendidas. Entre otras distinguimos Anatomía de Grey o House. Esta última es considerada como una de las diez mejores producciones por la American Film Institute, con más de 20 millones de espectadores en EEUU.

Los telespectadores adquieren las series en dvd después de haberlas visto por televisión, para tener la oportunidad de repetir capítulos y mejorar la calidad que da la pequeña pantalla. Pero por lo visto los dvds de una serie como “House” que se distribuyen en España no gozan de esa calidad, y ni si quiera dan lo necesario para disfrutar de los encuadres completos.

La polémica está servida y en internet podemos encontrar un verdadero manifiesto , contra la edición de series en dvd por parte de Universal España, que no respeta el formato panorámico que se usa en Estados Unidos y recorta la imagen, como vemos en este claro ejemplo:


Este es el formato en que los americanos pueden ver su serie de televisión favorita.

Y este es con el que nosotros los españoles tenemos que resignarnos (formato 4:3), porque aquí, en España, por mucho que hayan llegado monitores de plasma, parece que no nos van a servir para disfrutar de series como “House”.

En la web se realiza una recogida de firmas para parar esta edición en dvd totalmente diferente y por supuesto peor que la original, porque además no tendríamos solo este problema, si no que también podemos encontrarnos la falta del audio original, subtítulos o extras. En la misma web ya se han recogido firmas para otros tratamientos polémicos sobre distribución en dvd de otras series de televisión y se han conseguido los objetivos, como el de distribuir la primera temporada de “Lost” en un solo pack y no en dos, como podemos comprobar en el apartado “fallos conocidos

Muchos de los telespectadores comprarán la edición de todos modos porque es el único formato que se vende en España y la serie sigue siendo igual de buena, pero personalmente no veo justo pagar un precio que no se relaciona con la calidad. Si antes ha merecido la pena, habrá que seguir intentándolo.

Cristina Guillén